1 agosto, 2019 Marta Bennassar

AlcudiaMar se renueva adelantándose al futuro

Dicen que renovarse es un volver a nacer para progresar. Y eso es lo que está haciendo AlcudiaMar: después de tres décadas ofreciendo su mejor servicio a cuantos han pasado por sus amarres, afronta ahora una reforma integral de las instalaciones y el centro tecnológico náutico del puerto turístico y deportivo. ¿El objetivo? Poder ofrecer las mejores instalaciones a todos los capitanes de grandes yates. Y hacer de este puerto una referencia en cuidado medioambiental y prestación de servicios.

Por esa razón, no se ha ampliado el número de amarres, de forma que las mejoras serán disfrutadas por los usuarios actuales, que tendrán un nuevo varadero con todas las ventajas que supone esta renovación. Una reforma que, en cifras, supondrá más de 21 millones de euros de inversión.

Pero, ¿de qué disfrutarán en concreto los usuarios? Básicamente, de un puerto moderno, adaptado a las nuevas tecnologías, donde se ha priorizado la prestación de servicios, la eficiencia energética, la movilidad, la seguridad y la calidad ambiental. Una buena muestra de esto último es que se instalará un travelift de 300 Tn además de sensores de sustancias químicas para vigilar el cuidado del medio ambiente, al tiempo que se optimizará la recogida de residuos y se instalarán placas solares y sistemas de eficiencia energética. Sin un compromiso real con el entorno, cualquier proyecto de renovación quedaría obsoleto, y esta idea ha estado presente desde el inicio en el proyecto de reforma. Por eso se ha proyectado también un sistema de drenaje que permita el tratamiento de las aguas recogidas previamente a su vertido al mar.

Mirando al futuro

Otra de las novedades más llamativas de este proyecto es que se ha proyectado un edificio tecnológico náutico de más de 600 metros cuadrados donde abrirá sus puertas un taller náutico para prácticas y un aula de formación para los jóvenes que quieran trabajar en la industria náutica.

Además, el espacio se incrementa para dar servicio a más embarcaciones, incluidas las de gran eslora: la superficie del varadero pasará de los 12.000 metros cuadrados actuales a más de 22.000, ampliando hacia el exterior la explanada de varada junto con la construcción de un nuevo foso.

De esta forma, cuando acaben las obras se podrá disfrutar de uno de los puertos más modernos y eficientes del Mediterráneo, con un claro compromiso de respeto por el medio ambiente y capacidad para ofrecer los mejores servicios a sus usuarios. Un escenario que ya está muy cerca: desde que se iniciaron las obras el pasado mes de febrero, ya se han acometido el asfaltado de la zona de aparcamiento en la entrada del Puerto, el alumbrado y pavimentación del paseo de la entrada del Botel, la mejora de las redes de aguas pluviales, las canalizaciones para las redes de alumbrado, agua potable y telecomunicaciones en la zona del restaurante Aqua, la remodelación de la estación de servicio, instalando el sistema de gasolinera automática junto con los nuevos tanques de combustible y surtidores de mayor capacidad y gran caudal y la canalización de múltiples servicios en la zona de los amarres T, incluyendo el suministro eléctrico, el sistema de video vigilancia y el de recogida de aguas fecales y de sentinas punto a punto, entre otros.

AlcudiaMar

Mirando al futuro

El espacio se incrementa para dar servicio a más embarcaciones, incluidas las de gran eslora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *