26 noviembre, 2021 Mary V

El ‘Cala Millor’: tras setenta y cinco años navegando vuelve a Astilleros de Mallorca para su refit

Este pailebote ha regresado al lugar donde fue fabricado para una puesta a punto

Hacia su lugar de nacimiento

El “Cala Millor” regresó a finales de octubre a Astilleros de Mallorca, donde fue construido hace setenta y cinco años, para su puesta a punto. Balearic Marine Cluster estuvo presente en la visita y fue un placer admirar la belleza de este ejemplar.

Una historia para recordar

El ‘Cala Millor’ es el último pailebote construido en Palma que sigue navegando en la actualidad. Según cuentan las crónicas navales, este gran velero de 171 toneladas y 42 metros de eslora por 8,2 de manga y 3’2 de calado, fue fabricado a finales del siglo XIX “con la mejor madera de pino, secada durante años a la sombra”. Su diseño se basó en los barcos de cabotaje británicos que, durante años, fueron la única forma de llegar a las Islas Baleares.

El ‘Cala Millor’, siempre a vela, transportaba tanto personas como alimentos, entre los que se encontraban productos de gran valor en esa época. Limones, sales, vinos y aceites formaban parte de la mercancía principal que trasladaban al sur de Francia y a la costa peninsular.

Originalmente, el ‘Cala Millor’ fue encargado por la Naviera Mallorquina y fue construido en el lugar que hoy es Astilleros de Mallorca. Sin embargo, tras décadas operando regularmente en aguas baleares, fue adquirida por Naviera Matutes. Durante años sobrevivió a graves sanciones en Alemania, hasta que Nicole Legler y Gerald Delgado, sus actuales propietarios, tomaron posesión del yate y éste volvió a nuestras islas.

Para su último refit, la propiedad ha confiado en manos de los profesionales de Astilleros de Mallorca Sin duda, un proyecto tan delicado y técnicamente complejo tiene que ser gestionado por profesionales de prestigio internacional.

El “Cala Millor”, abierto a nuevas propuestas

Este pailebote, ahora amarrado en primera línea del puerto de Ibiza, navega principalmente como barco de enseñanza para los colegios e institutos de Ibiza. Nicole y Gerald luchan incansablemente para que este convite flotante siga siendo un barco accesible a todos los ciudadanos, porque merece ser conservado, respetado y admirado a los ojos de la sociedad.

Un ejemplo de nuestra gran evolución

El retorno de este magnífico pailebote nos ha permitido echar la vista atrás y apreciar todos los años de historia que posee la industria náutica balear. Sin duda, gracias al gran esfuerzo de los profesionales de este sector, nuestras islas se han posicionado como un destino náutico referente tanto a nivel técnico como a nivel turístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *