19 mayo, 2021 Mary V

Entrevista al capitán Burger van der Walt

Cuéntanos algo sobre ti

Crecí en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. De pequeño, tuve una educación de lo más normal en la ciudad de Durbanville. Mi padre fue comandante de la marina hasta que yo cumplí 12 años. Por tanto, vivíamos en la base naval de Ciudad del Cabo. Tras su paso por la base naval, nos trasladamos a los suburbios . Nunca pensé que mi futuro me llevaría también al océano para seguir la carrera de vela.

Cuando temine la escuela, en 1997, decidí ir a Europa y experimentar la aventura de viajar. Trabajé en el sur de Inglaterra recogiendo flores y luego en Escocia como camarero de servicio de plata. Fue entonces cuando mi hermano, Tjaart, me envió un artículo sobre el trabajo en yates en la SOF y decidimos perseguir este sueño juntos. Rápidamente dejé el frío y me dirigí al sur, hacia Antibes, Francia, con 300 libras esterlinas en el bolsillo. En 1997, la búsqueda de trabajo era una historia diferente. Recuerdo que sólo había unas 15 personas caminando por los muelles y la mayoría eran viajeros en busca de una nueva aventura. Después de unos dos meses recorriendo los muelles, con unos ingresos cada vez más bajos y viviendo de una rebanada de pan durante dos días, recibí una llamada telefónica del capitán John Bardon, ofreciéndome el trabajo de ayudante de chef en el yate de vela clásico privado, Creole, con base en Palma de Mallorca. No tenía experiencia como cocinero, pero estaba dispuesto a probar en el sector de los yates.

Llegué en ferry a Palma sin dinero. Todavía recuerdo que aterricé en la isla sin saber a dónde ir. Inmediatamente me enamoré del sector y conseguí una plaza como tripulante de regatas a bordo del velero clásico Avel, que seguía a Creole haciendo las regatas de veleros clásicos por el Mediterráneo. La mayor parte del tiempo estábamos en Palma y durante ese tiempo me enamoré de la isla.

Mi carrera como navegante empezó enseguida y a partir de ahí empecé a centrarme en conseguir mis títulos de navegación y más experiencia. Volví a Sudáfrica para ir a la universidad. Trabajé como instructor RYA en Ciudad del Cabo durante los veranos y  navegaba en Palma durante los inviernos de Ciudad del Cabo. Volví a Mallorca después de mi licenciatura y seguí mi carrera en la vela. Desde 2001, he estado afincado principalmente en Palma de Mallorca. A mi regreso a Mallorca conseguí mi primer puesto de capitán a bordo del Avel en 2001. Fueron dos de mis mejores años de navegación y conseguimos algunas regatas y victorias muy memorables durante este tiempo.

A partir de aquí empecé a moverme entre barcos. De los barcos de regata compuestos a los barcos de vela más cómodos y grandes. La mayoría de estos barcos tenían su base en Palma durante la temporada de invierno. Una de mis primeras travesías oceánicas como capitán fue llevar el velero clásico moderno de 90 pies de Antigua a Tahití. Fue una experiencia increíble, a la que siguió una segunda vez capitaneando el velero desde Nueva Caledonia a Nueva Zelanda, otra experiencia inolvidable. Desde entonces he sido muy afortunado y he podido hacer travesías en la región del Pacífico en diferentes barcos.

Durante los últimos 7 años he estado en el Perini Navi de 60 metros, Perseus 3. Ha sido un viaje muy interesante y me ha desafiado en todos los aspectos. Hemos sido muy activos en el mercado del alquiler y hemos participado en la mayoría de las regatas de superyates. Acabamos de terminar las revisiones anuales de 5 años y los trabajos de refit en STP Palma de Mallorca. Ha sido un periodo de astillero muy exitoso y el barco está listo para dar la vuelta al mundo.

¿Cuál es la parte más gratificante de tu trabajo como capitán ?

Me encanta trabajar en un barco con un intenso programa de chárter y regatas. Siempre hay algo que estamos preparando, ya sea una regata o un próximo chárter.

Actualmente, hemos creado un equipo fuerte a bordo y trabajamos con algunos invitados de chárter muy interesantes. Me encanta el reto que supone la planificación de un futuro desconocido. Definitivamente, pone a prueba tus límites y tus nervios.

Describe cada una de las Islas Baleares con una palabra:

Menorca: Dormida

Ibiza: Fiesta

Mallorca: Hogar

Formentera: Azul

¿Cuáles son sus aficiones aquí en las islas?

Mallorca lo tiene todo, desde la montaña hasta el mar. La hermosa sierra de Tramuntana es ideal para hacer senderismo y dar largos y ventosos paseos en moto. Intento pasear en moto todo lo que puedo, me encanta.

Curiosamente, en Mallorca hay buenas olas para ser una isla del Mediterráneo. Intento ir a surfear siempre que puedo. El surf es mi deporte favorito desde mi adolescencia en Ciudad del Cabo. Hay que planificar y vigilar el tiempo para conseguir las mejores olas en el norte, pero cada temporada tiene algunas olas alucinantes, si es en el norte en Son Serra o si es el oleaje del sur en Palma de Mallorca

¿Cuál es tu experiencia más memorable en las Baleares?

Conocer a mi increíble esposa, Natalie, hace muchos años en Palma y ser el afortunado que se casó con ella. Siempre hemos vivido en Palma y nos casamos en 2014 en una preciosa villa cerca del pueblo de Puigpunyent. Fue realmente el mejor día y una de las mayores fiestas que he vivido en toda mi vida. El tiempo fue perfecto y el entorno era como un cuento de hadas.

¿Cuál es tu playa favorita de las Baleares?

Toda Formentera tiene las playas más impresionantes de las Baleares. La isla sigue teniendo un encanto antiguo y agreste, con caminos de tierra que conducen a las aguas turquesas más claras que he visto nunca. Es absolutamente impresionante.

¿Qué opinas sobre el futuro de la industria náutica en Baleares?

Desde mi punto de vista, Palma se ha convertido en el centro de las reparaciones de yates. La gran variedad de conocimientos y la calidad de la mano de obra es muy buena. Te da la opción de encontrar los mejores presupuestos con la variedad de buenos contratistas. Puedes planificar tus proyectos y cumplir los plazos y, con suerte, complacer al jefe sin romper el presupuesto.

¿Qué ventajas crees que tiene el sector náutico en las Islas Baleares, en comparación con otros lugares?

Creo que la ubicación de las Islas Baleares, y en especial de Palma, con el conjunto de buenos contratistas y expertos, juega un papel importante. El hecho de tener un verano largo y prolongado con buen clima en invierno y muchas cosas que hacer en la zona también es una parte vital para mantener a la tripulación a bordo mucho más feliz.

Si tuvieras que dar un consejo a un nuevo capitán que llega a las Islas Baleares, ¿cuál sería?

Dado que Palma se está convirtiendo en un lugar tan solicitado para poner a punto los barcos y repararlos antes de ir al Caribe, debería planificar y reservar la estancia con meses de antelación. No se puede llegar unas semanas antes y esperar encontrar un amarre o un contratista que le ayude. Investiga y planifica con mucha antelación.

¿Ha cambiado la tecnología tu forma de trabajar como capitán? ¿En qué sentido?

Por supuesto. Todo se está modernizando para ayudar al operador. El uso de sistemas de navegación más avanzados y de cartas electrónicas está cada vez más generalizado. Creo que vivimos en una nueva era de la náutica y hay que adaptarse para seguir en el juego, aunque siempre hay que tener preparada una copia de seguridad por si las cosas van mal.

¿Cree que los puertos baleares están adaptados a las nuevas tecnologías?

Me gustaría decir que sí. Se pueden ver los nuevos desarrollos que se están produciendo en el Club de Mar y las posibles ampliaciones de los astilleros cerca de Varedero y del astillero STP. Se habla de que será el nuevo centro para el desembarco de grandes buques.

¿Cuál es el momento que más te enorgullece en tu carrera como capitán?

Después de dirigir el Perseus3 durante unos años y formar una buena tripulación de regatas, conseguimos empezar a navegar en equipo de una manera excelente. La emoción de que las mismas personas vuelvan al barco y lo hagan correr a su máximo potencial ha sido una experiencia increíble. Hace unos años conseguimos el primer puesto de la clase en la regata Loro Piana en las Islas Vírgenes Británicas. Luego volvimos al cubo de St Barths en 2019 sin roturas ni lesiones y nos hicimos con el Segundo de la Clase, lo que supuso un momento de orgullo para todos los implicados.

Si tuvieras que recomendar las islas a otro capitán, ¿qué le dirías?

Tiene algunos de los mejores fondeaderos y zonas para navegar del Mediterráneo. Puede planificar un itinerario fenomenal para sus huéspedes y asegurarse de que vuelvan en el futuro. Además, tiene la ubicación perfecta para que su barco pueda realizar trabajos de astillero y reparaciones con un tiempo fantástico y cumpliendo con el programa.

Entrevista al capitán Burger van der Walt

Entrevista al capitán Burger van der Walt

Hoy entrevistamos al capitán Burger van der Walt, un amante de nuestras islas. Además, nos cuenta qué significan las Islas Baleres para él y las últimas novedades sobre el sector náutico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *