7 septiembre, 2021 Mary V

Mares limpios, una realidad en Astilleros Mallorca gracias a la Inteligencia Artificial

Hace unos años, disfrutar de mares y océanos limpios, libres de contaminación, parecía una utopía. El vertido de basura y sustancias químicas en cantidades ilimitadas llegó a ser una práctica común, hasta que Naciones Unidas advirtió de las consecuencias. Aseguraba que para 2050 habría más plásticos que peces en los océanos a menos que dejáramos de utilizar artículos de un solo uso elaborados con ese material, como las bolsas y las botellas. Sin embargo, los plásticos no son la única amenaza para el mar.

Hay otro enemigo bastante frecuente que también tiene un impacto muy negativo en la salud del mar. Hablamos de la contaminación por hidrocarburos producida por el lavado de tanques, vertido de aguas de sentinas y otros residuos oleosos que, según Oceana, suponen un peligro al menos tres veces superior al representado por las mareas negras provocadas por los accidentes en buques petroleros.

La nueva iniciativa de Garau Ingenieros y Astilleros de Mallorca

Controlar ese tipo de contaminación supone todo un reto. Y estamos muy orgullosos de poder anunciar que, desde el pasado mes de julio, Garau Ingenieros, una empresa formada por un grupo de ingenieros mallorquines, está trabajando en Astilleros de Mallorca, en el Puerto de Palma, precisamente para poder detectar con rapidez esa contaminación. Lo hace a través de un sistema informático diseñado por ellos mismos y pionero en el mundo que interpreta el grado y tipo de contaminación en superficie tras introducirle imágenes de la superficie marina mediante una cámara de control de contaminación marina, autosuficiente energéticamente. Las imágenes se toman cada 15 minutos para poder tener constancia de los vertidos al momento y facilitar el poder conocer el origen de esa contaminación.

La Inteligenica Artificial como protagonista

Para desarrollar este proyecto de detección de vertidos, bautizado como Spillcontrol, Garau Ingenieros usa la Inteligencia Artificial (IA): un algoritmo es el encargado de analizar las imágenes y de enviar un aviso si detecta presencia de vertidos, de forma que se pueda reducir el impacto de la contaminación. Disponen también de un “histórico” donde se especifican los vertidos más frecuentes con el objetivo de poder actuar con eficacia para evitarlos y documentar mejor su posible procedencia.

En cuanto a dónde instalan las cámaras, la idea es hacerlo en las proximidades de las estaciones de servicio de los puertos, donde con frecuencia hay pequeños vertidos involuntarios que se pueden producir en los repostajes. También controlan las posibles descargas o limpiezas inadecuadas de sentinas de algunos barcos. Y otro punto donde previsiblemente podrían instalar estas cámaras son las desembocaduras de los torrentes, donde en ocasiones se acumulan plásticos, aceites, detergentes y otros objetos que las lluvias recogen para reconducirlos a la mar.

Un futuro prometedor para Spillcontrol

Esta solución tecnológica supone toda una revolución en la lucha contra la contaminación que permitirá mejorar la calidad de las aguas portuarias y cuidar el medio marino en general. Un gran paso para la preservación del medio que nos sustenta que no hubiera sido posible sin los expertos de Garau Ingenieros. Los responsables de medio ambiente de Astilleros de Mallorca creen que los datos que el sistema aporta permitirán, con el tiempo, conocer el ciclo de contaminación en el puerto determinando a qué hora y qué días se producen en su mayor parte los vertidos, averiguando además la influencia de vientos o corrientes, eventos o trabajos, reduciendo los trabajos de limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *